LAS
PUNICALAGINAS
Los últimos estudios han confirmado que la GRANADA posee hasta tres veces más antioxidantes que el té verde, el vino tinto o el zumo de naranja debido a sus distintos componentes activos como: ácidos fenólicos, flavonoides, taninos hidrolizables y punicalaginas.

Las punicalaginas son elagitaninos que, junto con los antocianos (los responsables de darle el atractivo color rojo, tanto al fruto como a su zumo) son los polifenoles que otorgan al fruto todo su poder antioxidante.

Las punicalaginas son uno de los mayores antioxidantes descubiertos, siendo los verdaderos responsables de las propiedades beneficiosas del producto.

Las punicalaginas permiten regular la tensión arterial, siendo especialmente útiles en el tratamiento de la hipertensión arterial y en personas con alta carga de estrés oxidativo (obesidad, fumadores, diabéticos, etc).

Bongranade posee, según estudios científicos realizados, un alto contenido en punicalaginas que lo convierten en una nueva y cómoda forma de consumir salud.